Importancia del Cuidado del Cabello

Mucho de nosotros hombres y mujeres, ven al cabello como algo, solamente estético debemos afirmar que éste no se encuentra en nuestra cabeza solo como un motivo decorativo. Este representa varias funciones que son vitales para nuestro organismo y desarrollo; entre otras cosas nos mantiene abrigados preservando el calor, podemos señalar que el 90% del calor que perdemos se escapa a través de la cabeza. Y no debemos olvidarnos que el cabello no sólo afecta al área de la cabeza; el vello de la nariz, las orejas y los ojos se encargan de proteger estas zonas tan sensibles contra el polvo y las pequeñas partículas. Las pestañas protegen los ojos reduciendo los niveles de luz y a su vez filtrando los agentes externos; el vello fino que cubre nuestro cuerpo nos brinda calor y protege la piel.

El pelo crece alrededor de 6 mm por mes, y continúa desarrollándose durante al menos 6 años; luego este cae y otro crece en su lugar; el largo de pelo dependerá siempre de un período del crecimiento del folículo, los mismo están activos entre 2 y 6 años. La calvicie es un problema que se presenta justamente si los folículos del cuero cabelludo mueren y no se origina cabello nuevo.

El pelo se clasifica de distintas maneras: seco, graso o normal y según el tipo de cabello se le debe dar un tratamiento específico para que conserve un aspecto dócil y brilloso. Los cabellos secos son opacos y suelen romperse con facilidad debido a la falta de elasticidad, posee un ph mucho más ácido que el del pelo normal y carecen de humedad. Para mantenerlos sanos se los debe hidratar constantemente y restaurarles su falta de grasa por medio de la utilización de bálsamos que le devolverán el equilibrio deseado.

Los mejores cabellos son los denominados “normales” esto se debe a que poseen una imagen atractiva: brillante, sin fisuras y con movimientos naturales. Por lo general hasta la adolescencia el pelo se considera normal hasta que se lo expone a factores químicos o es afectado por períodos hormonales, se lo debe cuidar moderadamente.

Por último tenemos los cabellos grasos, son los más brillantes pero esto se debe al exceso de grasa, estos se ensucian con más frecuencia por ello su lavado debe ser más frecuente.

Una de las recomendaciones para tener el cabello en buen estado es el uso frecuente de productos nutritivos e hidratantes, desde champú, hasta cremas desenredantes en cada lavado y mascarillas que deben usarse lo mínimo una vez a la semana. El lavado del cabello debe ser cuando sea necesario debe evitarse el lavado diario.

En las vacaciones de verano, el uso de aceites protectores durante las horas de playa esto impide que aumente la sequedad del pelo.

El cabello ser secado al aire libre, ya que el calor del secador aumenta su sequedad y su aspecto pajizo. Se debe evitar todo tipo de agresiones, el cepillado y la secadora. Se recomienda también la ingesta de vitaminas A y E.