Cuidado de la Piel

La piel constituye el órgano más grande del cuerpo. Sus tres funciones principales son: actúa como barrera a los agentes externos, contiene los receptores de las sensaciones y regula la temperatura corporal.

La piel está formada por dos capas: la capa externa llamada Epidermis y la interna llamada Dermis.

Sin la piel el organismo estaría desprotegido. Por eso, dada su importancia, se le debe brindar los cuidados necesarios para mantenerla sana, el correcto cuidado de la piel es necesario para una apariencia joven y saludable

Dada la importancia de la piel en el organismo, es importante cuidarla adecuadamente, se debe lavar bien para quitarle los microorganismos que podrían afectarla, la contaminación que podría dañarla o la suciedad que podría evitar la transpiración es conveniente restregarla suavemente para a aumentar la circulación, ello también ayudara a su buen estado.

La hidratación debe ser adecuada para evitar que la piel se reseque y disminuya su flexibilidad, aparezcan enfermedades o que tenga un aspecto viejo (arrugas o líneas de expresión), al mismo tiempo se debe evitar el exceso de grasa, este exceso producirá alteraciones en el cuero cabelludo y también caspa, que además de ser antiestético, contribuye a la caída del cabello. Una piel con demasiada grasa responde a alteraciones como el acné.

Debemos vigilar las enfermedades que afectan a la piel, procurando atenderlas adecuadamente para prevenir el deterioro de este órgano tan importante para la salud y para nuestra apariencia, debemos evitar el exceso a la exposición solar, este es uno de los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel y de la aparición de melanomas en las personas que se exceden en la exposición a los rayos ultravioletas.

Una buena alimentación es muy importante para el cuidado y la salud de la piel por ello se debe consumir alimentos con propiedades antioxidantes (vitamina C, E, beta carotenos que ayudan a la prevención del cáncer), ácidos grasos como el omega 3 y el omega 6 así como también los alimentos ricos en proteínas los cuales ayudan a la cicatrización de las heridas.

No se debe olvidar que la piel juega un papel muy importante en la belleza, por ello también es necesario aplicarnos en la piel cremas humectantes para evitar la resequedad y evitar la apariencia de envejecido y cuarteado.

Ciertos problemas de la piel como el Acné y eczema se pueden considerar modos en que el cuerpo trata de alojarse de toxinas a través de la piel. Podemos ayudar a nuestro cuerpo hacer estos procesos más efectivos con cuidar mejor nuestros riñones. Hay que ver que nuestros riñones funcionen bien y no sobrecárgalos con el trabajo de eliminar las toxinas del cuerpo.

Para no tener enfermedades de la piel, hay que tomar mucha agua. Beba por lo menos de ocho vasos a dos litros de agua (filtrada si es posible) a través del día, y trate de comer grandes porciones de fibra cada día. Limite los alimentos y las bebidas azucarados. Trata de comer más frutas y vegetales.